Saltar al contenido principal
Síguenos en

1.300 trabajadoras sociales participan en el XIII Congreso Estatal y I Iberoamericano de Trabajo Social

jueves 19 de octubre de 2017 CGTS

El Consejo General del Trabajo Social y el Colegio Oficial de Trabajo Social de Badajoz, organizador y coorganizador del evento, han ofrecido este jueves por la mañana una rueda de prensa a los medios con la ponente marco Teresa Matus.

El Consejo General del Trabajo Social y el Colegio Oficial de Trabajo Social de Badajoz, organizador y coorganizador del evento, han ofrecido este jueves por la mañana una rueda de prensa a los medios con la experta Teresa Matus, previa de su ponencia marco de la tarde.

El presidente del Colegio Oficial de Trabajo Social de Badajoz, Antonio Nisa, ha destacado el esfuerzo que ha supuesto para su organizador el coorganizar un congreso de esta magnitud. Se trata del evento más importante de la profesión a nivel estatal y esta vez por primera vez es además Iberoamericano. Nisa ha asegurado que es muy gratificante tener a todas las compañeras y compañeros en Mérida, durante 3 días. El Congreso es durante tres días un foco para la profesión, y ha asegurado que es muy importante para visibilizar la labor del trabajo social.

Nisa ha aplaudido que "la participación de los extremeños ha sido masiva" y ha agradecido el apoyo de todas las instituciones que han ayudado a que esto sea posible, como es la concejalía de servicios sociales de Mérida y consejería de políticas sociales, infancia y familia, de la Junta de Extremadura".

Por su parte, la presidenta del Consejo General del Trabajo Social, Ana Lima, ha destacado que el Congreso se celebra desde 1968, cada 4 años. Lima ha ido desgranando los ejes del Congreso, destacando como el lema tiene mucho que ver con la sostenibilidad, con "cómo construir comunidades sostenibles, la agenda 2030, y los ODS", además de la agenda global del trabajo social, donde se marca como las trabajadoras sociales pueden contribuir a esa sostenibilidad. Lima ha aplaudido la buena respuesta de las trabajadoras sociales. "Tuvimos que cerrar las inscripciones porque en el Palacio de Congresos ya no había más aforo", ha destacado.

Finalmente, Teresa Matus, directora de Trabajo Social en la Facultad de Ciencias Sociales de Chile, ha desgranado los puntos básicos de la ponencia que ofrecerá esta tarde. Matus ha agradecido que por primera vez el Congreso sea Iberoamericano, porque "es importante agrandar y compartir objetivos". 

Según ha explicado, la innovación social, a la que se dedica, "no solo se hace de lo nuevo, sino que recompone las expectativas no cumplidas del pasado, y de ahí saca los objetivos". Se trata de un "reto de destrucción positiva", ha asegurado. Para Matus, justo ese es la ciudad de Mérida, una ciudad reinventada. 

Por otra parte, ha expuesto el concepto de la innovación de la falla, que según ha explicado consiste en pensar en los desafíos de los sistemas, en las fallas del sistema, en cómo prevenir. 

Matus defiende que "no solo hay evaluación en la demanda, en los resultados finales, sino también en el impacto". Y ha reivindicado que las las políticas y las leyes aboguen contra la discriminación y las facciones de odio". Matus reclama una cultura de diálogo, de entendimiento. "Esto está en el ADN del trabajo social", ha asegurado.

Para finalizar, ha destacado que la Premio Nobel Jane Addams, una de las pioneras del trabajo social, "no nació para cumplir las reglas, sino para interrogarlas". Para Matus, "una cosa es la legalidad y otra la legitimidad". Para la experta, estas cuestiones deben marcar los desafíos del trabajo social futuro. "Las trabajadoras sociales estamos allí donde las cosas suceden", ha concluido.